Tengo TOC, ¿qué puedo hacer?

tratamiento para el toc

Muchas personas con Trastorno Obsesivo-Compulsivo creen que su problema no tiene solución, que por más que intenta deshacerse de él, no lo consiguen. Aquí te contamos cómo es una persona con TOC, cuál es el tratamiento para el toc, tanto con medicación como sin medicación, qué pueden hacer sus seres queridos para ayudar, y algunos consejos de auto-cuidado para personas con TOC.

¿Cómo es una persona con TOC?

El trastorno obsesivo compulsivo tiene dos partes principales: las obsesiones y las compulsiones:

  • Obsesiones: Son pensamientos indeseados e intrusivos en forma de imágenes, preocupaciones, dudas, deseos que de forma repetida aparecen en tu mente. Pueden hacerte sentir muy ansioso (aunque algunas personas lo describen como “incomodidad mental” más que ansiedad. Descubre más acerca de las obsesiones aquí y cómo deshacerse de los pensamientos obsesivos aquí.
  • Compulsiones: Son conductas repetitivas que haces para reducir la ansiedad provocada por la obsesión. Puede ser algo como comprobar repetidamente que has cerrado una puerta, repetir una frase específica en tu cabeza o comprobar cómo sientes tu cuerpo.

Descubre aquí más acerca del Trastorno Obsesivo- Compulsivo

El TOC no va sobre ser ordenado, sino sobre la ausencia de control sobre la ausencia de control sobre los pensamientos negativos. Trata sobre temer no hacer las cosas de una forma concreta y que eso provoque un daño.

A veces puedes encontrar que tus obsesiones y compulsiones son manejables, y otras veces hacen tu día a día muy difícil. Es posible que se vuelvan más severos cuando estás estresado por otras cosas como cambios vitales, salud, dinero, trabajo o relaciones.

¿Cómo es vivir con TOC?

Aunque muchas personas pueden experimentar obsesiones menores (como preocuparse por haberse dejado el gas abierto, o si han cerrado la puerta con llave) y compulsiones (como evitar las rayas en la acera), esto no significa que interfieran de forma significativa en la vida diaria, o son breves.

Si experimentas TOC, es posible que tus obsesiones y compulsiones tengan un gran impacto en tu vida:

  • Alteración de tu vida diaria. La repetición de las compulsiones puede llevar mucho tiempo, y puede que evites ciertas situaciones que disparan tu TOC. Esto es posible que se traduzca en que no puedas ir a trabajar, o que llegues permanentemente tarde, que no puedas visitar a tu familia y amigos, comer fuera o incluso salir de casa. Los pensamientos obsesivos pueden dificultarte la concentración y dejarte agotado.
  • Impacto en tus relaciones. Es posible que pienses que tienes que esconder tu TOC a aquellos cercanos a ti, o tus dudas y ansiedades sobre la relación pueden hacerla demasiado difícil para continuar.
  • Sentimientos de vergüenza o soledad. Puede que te sientas avergonzado de tus pensamientos obsesivos y te preocupa que no puedan tratarse. Es posible que escondas esa parte de ti a otras personas y encuentres difícil estar cerca de los demás, o salir a la calle. Esto puede hacerte sentir aislado y solo.
  • Sentimiento de ansiedad. Puede que tus obsesiones y compulsiones te hagan sentir ansioso y estresado. Por ejemplo, algunas personas pueden sentir que se han vuelto esclavos de sus compulsiones y tienen que realizarlas tan frecuentemente que tienen muy poco control sobre ellas.

En el siguiente vídeo la psicóloga Úsula Perona te cuenta más acerca de este trastorno y el tratamiento para el toc.

¿Se puede curar el trastorno obsesivo compulsivo?

El Trastorno obsesivo- compulsivo es un problema crónico, y aunque los tratamientos para el toc ayudan a tener una vida satisfactoria, es muy raro eliminarlo por completo.

¿Por qué digo que el TOC no es curable?

Todos tenemos pensamientos intrusivos. A todos nos vienen pensamientos e imágenes más o menos desagradables sin quererlo. Es parte del funcionamiento de nuestro cerebro, crear pensamientos y contenido, y a veces este es bastante aleatorio y catastrófico. La diferencia entre alguien con TOC y sin TOC, es que estos últimos no se dan cuenta de estos pensamientos, o sí se dan cuenta pero piensan “Oh, eso ha sido raro. Me pregunto que comeré hoy…” y siguen con su vida.

Las personas con TOC que no se han tratado, tienen pensamientos intrusivos y piensan: “¡Espera! ¿Por qué he tenido ese pensamiento? ¡Es un pensamiento horrible! ¡No quiero eso! ¡No quier hacer eso! ¡Quiero que ese pensamiento desaparezca!

Y ahí está la diferencia. No hay pensamientos TOC, sino reacciones TOC a pensamientos intrusivos.

Lo que provoca TOC es nuestra reaccion a esos pensamientos intrusivos. Nuestra reacción de miedo, asco, rechazo, le dice al cerebro “¡Oh! ¡Ese pensamiento es importante! Tenemos que hacer algo sobre él (la compulsión)”. Entonces realizamos rituales, lo que refuerza en nuestro cerebro que la única forma en la que hemos sobrevivido a esos pensamientos es con las compulsiones.

Con lo que sabemos hasta ahora, no hay una forma de deshacerse de los pensamientos intrusivos. Por tanto, no podemos eliminar el TOC, ya que si eso pensamientos intrusivos están ahí, de vez en cuando tu TOC va a reaccionar a ellos.

¿Qué tipos de tratamiento existen para este tipo de trastorno?

El tratamiento para el TOC debería incluir Terapia Psicológica y tratamiento farmacológico para obtener los mejores resultados. Pero todo depende del criterio del profesional, la gravedad del trastorno y los deseos del paciente.

Si crees que un tratamiento no te está funcionando coméntalo con tu médico o profesional de la salud mental para determinar que otros tratamientos hay disponibles.

Tratamiento para el TOC sin medicación

tratamiento toc

La terapia psicológica puede realizarse con o sin medicación. Hay diversas corrientes terapéuticas que pueden ser de mucha ayuda en este trastorno, especialmente las terapias conductuales.

Terapia Cognitivo- Conductual

La terapia Cognitivo- Conductual (TCC) se centra en pensamientos, creencias y actitudes que afectan a tus emociones y conducta. Se intenta identificar y modificar aquellas creencias y pensamientos sobre ti mismo, los demás y el mundo para aliviar emociones negativas y conductas indeseadas. Se utilizan técnicas cognitivas (como la reestructuración cognitiva) y técnicas conductuales como la exposición con prevención de respuesta.

Exposición con prevención de respuesta

La exposición con prevención de respuesta sería una parte de la terapia conductual, diseñada para fobias. El TOC no dejaría de ser una fobia hacia las obsesiones. Esta técnica motiva a la persona a confrontar las obsesiones y resistir el impulso a realizar las compulsiones.

Durante esta técnica, el terapeuta te ayudará a ponerte deliberadamente en situaciones que normalmente te haría sentir ansiedad. En lugar de realizar tu compulsión habitual, te animará a intentar tolerar la ansiedad.

Puede ser de mucha ayuda para ver los sentimientos incómodos al final desaparecen incluso si no realizas la compulsión.

Terapia de aceptación y compromiso (ACT) para personas con TOC

La terapia ACT es una de las terapias cognitivo-conductuales de 3ª Generación, que incorpora muchas de las enseñanzas budistas, como el mindfulness. Descubre aquí qué es la meditación Mindfulness y cómo se practica.

Es bastante reciente pero a pesar de que todavía falta mucha investigación para avalar su eficacia, los estudios hasta ahora sugieren que es una muy buena alternativa de tratamiento para el toc a las terapias más tradicionales.

Uno de los elementos centrales de ACT es la conducta. Desde el punto de vista de esta corriente, la conducta es lo único que podemos controlar, y para vivir una vida satisfactoria esta conducta debe ir en línea con nuestros valores. Y no debemos dejar que nuestros miedos, emociones y pensamientos nos aparten del camino que queremos construir para nosotros.

Lo que nos causa infelicidad es el intentar deshacernos de cosas que no podemos controlar, como en el caso del TOC, los pensamientos intrusivos. Es el intento de control lo que provoca el problema. Y para centrarnos en los objetivos y valores importantes para nosotros debemos aceptar esos pensamientos y dejar de juzgarlos.

ACT no ignora el problema, como muchas veces piensan los psicólogos más tradicionales, sino que al aceptarlos y no permitir que ese problema nos obstaculice a la hora de conseguir nuestros propósitos, la conducta problema deja de tener una función y tiende a desaparecer.

Tratamiento para el TOC con medicación

tratamiento toc

El tratamiento para el TOC con medicación puede realizarse junto con terapia psicológica o por sí solo, aunque los mayores beneficios se dan cuando se unen ambos tipos de tratamiento.

No todos los medicamentos tienen la misma efectividad para todas las personas. Puedes hablar con tu médico sobre tus opciones. Es posible que quieras probar varios fármacos diferentes antes de encontrar lo que te funciona a ti.

Cómo ayudar a una persona con TOC

Si tienes alguna persona cercana con TOC, es normal que a veces no sepas qué hacer para ayudarles. Puede que te cueste entender sus experiencias o sentir que sus obsesiones y compulsiones interfieren demasiado en su vida. Pero tu apoyo y comprensión puede marcar la diferencia. Aquí te contamos algunas cosas que puedes hacer para ayudar.

Se abierto con el TOC

Tu ser querido puede encontrar dificultad para hablar sobre sus obsesionesy compulsiones. Puede que lo haya mantenido en secreto durante mucho tiempo, y quizá le preocupe mucho tu reacción. Puede ser de ayuda reconocer esto y animarle a hablar sobre su experiencia de la forma que ellos encuentren más fácil.

  • Se paciente. Recuerda que sus miedos son muy reales para ellos, incluso si te parecen poco realistas, irracionales o extremos.
  • No juzgues. Puede resultar desconcertante escuchar pensamientos obsesivos, pero si actúas sorprendido o los juzgas, será menos probable que la persona vuelva a compartir sus pensamientos y emociones contigo en el futuro.
  • Busca toda la información que puedas acerca del Trastorno Obsesivo-Compulsivo. Esto te ayudará a entender por lo que está pasando tu ser querido. La empatía facilita el lidiar con conductas problemáticas de otras personas.

Averigua cómo lidiar con sus compulsiones

Una de las cosas más difíciles de vivir con alguien con TOC es averiguar cómo lidiar con sus compulsiones. Puede que te encuentres ayudando a su TOC. Esto a veces se denomina acomodación. Por ejemplo, puede que le ayudes a llevar a cabo sus compulsiones, y le proporciones consuelo sobre sus pensamientos obsesivos y conductas.

Esto, aunque se hace desde el cariño, resulta muy negativo para superar el TOC, ya que, aunque disminuye la ansiedad a corto plazo, no hace más que reforzar a largo plazo las conductas que queremos eliminar.

¿Cómo se pueden manejar las compulsiones de otra forma?

Intentad encontrar juntos otras alternativas. Aquí te dejamos algunas cosas que podéis intentar:

  • Acordad una forma de actuar que ambos veáis correcta. Por ejemplo, podéis decidir que dirás: “hemos acordado que no voy a responder esas preguntas para ayudarte a vencer tu TOC”.
  • Anímale a desafiar sus compulsiones cuando sea apropiado. Por ejemplo, en lugar de tranquilizarle puedes ayudarle a pensar por qué quiere hacer esa compulsión.
  • Ofrécele un abrazo o apoyo emocional en lugar de ayudarle a realizar la compulsión.
  • Busca consejo. Si está siendo tratado, podrías hablar con su médico o terapeuta acerca de la mejor forma de manejar sus compulsiones.
  • Acepta que a veces no será posible no tranquilizarle o no ayudarle con la compulsión

A tu ser querido le puede costar buscar ayuda profesional para su TOC. Aquí tienes algunas formas en las que le puedes ayudar.

  • Recuérdale que la cita es confidencial y que el médico puede ayudarle a buscar tratamiento. Ofrécete a ir con él, si eso le tranquiliza.
  • Algunas partes del tratamiento para el Trastorno Obsesivo- Compulsivo pueden ser difíciles. Durante el tratamiento puede que se sienta nervioso, cansado o deprimido. Pregúntale qué puedes hacer tu en esos momentos difíciles.
  • Puede que sienta que las cosas nunca van a mejorar, especialmente si el tratamiento les está resultando difícil y los síntomas vuelven. Puedes ofrecer tu esperanza, y recordarles que la mayoría de personas con TOC se benefician del tratamiento.

Cuídate

Ayudar a una persona con TOC puede ser frustrante y agotador a veces. Asegúrate de que dedicas tiempo a cuidar de ti mismo/a.

Puede serte de ayuda compartir experiencias, hacer preguntas y conseguir apoyo de otras personas en la misma situación. Busca grupos de apoyo para familiares y amigos de personas con TOC en tu zona.

Dedícate algo de tiempo cada día, como darte un baño relajante, leer un buen libro, hacer ejercicio físico, o cualquier actividad que te de paz. Saber encontrar momentos para apartarte de esta persona con TOC es parte de un buen auto-cuidado.

Descubre aquí cómo buscar el bienestar físico y mental.

Cómo convivir con TOC. Guía de autocuidado

Las obsesiones y compulsiones puede dominar tu vida y hacerte sentir indefenso. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudarte a manejar el TOC y mejorar tu bienestar.

Es importante recordar que a cada persona le pueden funcionar cosas diferentes en momentos diferentes, por eso está bien ir probando.

Comparte tu experiencia

Para muchas personas es difícil hablar sobre este problema. Quizá te preocupe que los demás no te entiendan. Y es posible que hayas mantenido tu TOC en secreto durante mucho tiempo, y ahora te asuste poner tus experiencias en palabras. Pero fortalecer las relaciones de tu alrededor, contándoles tu problema puede ayudarte a sentirte menos solo y más capaz de lidiar con ello.

También puede ser de ayuda que compartas con ellos algunos recursos, como artículos como este para que sepan cómo ayudarte.

Pasa tiempo con tus seres queridos

Aunque no te sientas todavía capaz de hablar abiertamente sobre tu toc, pasar tiempo con personas cercanas de confianza puede ayudarte a sentirte más cómodo con ellos, y con el tiempo más capaz de compartir tus experiencias.

Maneja tu estrés

Busca técnicas de relajación, actividades relajantes para ti (como pintar, leer, hacer actividad física, pasar tiempo con mascotas…), meditación mindfulness, técnicas de respiración.

Crea hábitos saludables

Come de forma saludable, haz ejercicio físico, evita el alcohol, duerme lo suficiente. Esto no solo es bueno para tu cuerpo, sino también para tu estado de ánimo.