¿Histriónico o narcisista?

¿Te gustaría saber si estás ante una persona con trastorno histriónico o narcisista? Aquí te contamos las diferencias y semejanzas entre uno y otro, cómo son las relaciones personales de las personas que sufren estos problemas y los tratamientos más eficaces para estas personas.

histriónico o narcisista

El trastorno de personalidad histriónico o el trastorno de personalidad narcisista no son más que los extremos de un espectro con muchos grises. Es decir, seguro que muchos de nosotros tenemos algún rasgo narcisista o histriónico, y que eso no nos suponga mayor problema.

¿Cuándo consideramos que estamos ante un trastorno de personalidad? Cuando se dan patrones muy rígidos de conducta y pensamiento que afectan a la vida cotidiana, sobre todo a las relaciones con otras personas.

Similitudes entre histriónico y narcisista

¿En qué se parecen los trastornos de personalidad histriónico y narcisista?Ambos se caracterizan por lo siguiente:

  • Patrones de pensamiento y conducta que pueden parecer erráticos o impredecibles.
  • Acciones o pensamientos que otros pueden considerar dramáticos.
  • Patrones de pensamiento y conducta que pueden parecer demasiado emocionales para una situación concreta.
  • Conductas persistentes e inflexibles que pueden derivar en dificultades y malestar.

Algunos expertos consideran estos dos trastornos de personalidad como los más similares entre sí. Comparten algunos aspectos como la búsqueda de atención, conducta seductora a veces inapropiada, conductas que pueden parecer superficiales o indiferente, y necesidad de aprobación y admiración de los demás.

Algunos investigadores y expertos consideran que el trastorno histriónico es una manifestación del narcisista más que una condición independiente. Sin embargo, en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos Mentales (DSM-5) los clasifica como diferentes. De hecho es posible diagnosticar ambos, o cualquier otra combinación de trastornos de la personalidad.

También hay que tener en cuenta que la división del DSM, o de cualquier otro manual diagnóstico es puramente descriptiva, para ayudarnos a comunicarnos, siguiendo a veces un criterio bastante arbitrario, donde las fronteras entre un trastorno y otro a menudo son borrosas.

Diferencia entre trastorno histriónico y narcisista

Estas dos condiciones aunque tienen similitudes también tiene diferencias clave.

Prevalencia

Según el DSM, el trastorno histriónico se da en aproximadamente el 1,8% de la población, mientras que se han encontrado frecuencias del trastorno narcisista que oscilan entre el 0% y el 6% dependiendo de las poblaciones analizadas. De entre las personas diagnosticadas de trastorno narcisista entre el 50 y el 75% son hombres. El trastorno histriónico suele ser más frecuente en mujeres.

Capacidad de mostrar empatía

Una característica importante del trastorno narcisista es la dificultad de mostrar empatía por los demás. La falta de empatía no es, sin embargo, una característica primaria del trastorno histriónico de personalidad. Aunque a veces las personas histriónicas pueden parecer a veces superficiales y egoístas.

Diferentes formas de buscar atención

histriónico o narcisista

La grandiosidad, o sentimientos de superioridad o de exagerada importancia, es el rasgo principal del narcisismo. Este rasgo no es característico de otros trastornos de personalidad. Las personas que tiene Trastorno narcisista tienen una idea elevada de sí mismos y sus habilidades, y debido a esta superioridad es posible que tiendan a aislarse de los demás en un grupo. Las personas que viven con trastorno histriónico de la personalidad, por otro lado, tienden a querer encajar en los grupos.

Este deseo de pertenecer marca otra distinción entre el trastorno narcisista y el histriónico. Ambos implican una búsqueda de atención, y pueden llegar a manipular a los demás para conseguir esta atención. Pero las personas con trastorno narcisista no sólo buscan atención, sino también reconocimiento y halagos.

Las personas con trastorno histriónico se preocupan menos por el tipo de atención que reciben, y se permiten mostrarse vulnerable o incluso de forma negativa con tal de ser el centro de atención. Es más probable que tengan poco sentido de auto-valía y busquen la aprobación de los demás para construir su autoestima.

En el trastorno histriónico, los esfuerzos para conseguir atención pueden parecer demasiado emocionales o dramáticos. Las personas que viven con esta condición pueden molestarse rápidamente y pueden pasar rápidamente de un estado de ánimo a otro. Esta emocionalidad extrema es el sello distintivo de la personalidad histriónica y es menos común en el narcisismo. Las personas narcisista suelen mostrar mucha menos emoción y tienden a ser más reservados y calmados.

¿Cómo se manifiesta el trastorno histriónico y el narcisista en las relaciones?

Tanto la personalidad narcisista como histriónica afectan a las relaciones personales y al bienestar general de formas diferentes. Ambos problemas se caracterizan por relaciones inestables y dañadas. Las personas con trastorno histriónico puede que les cueste más ser íntimos emocionalmente con los demás, mientras que los narcisistas tienden a provocar más daño emocional.

histriónico o narcisista
¿Histriónico o narcisista? ¿Cómo son sus relaciones con los demás?

Relaciones con trastorno narcisista

Las palabras y acciones de personas con narcisismo a menudo son dañinas para los demás porque tienen poco en consideración las emociones del resto. En relaciones, puede que demanden toda la atención hacia sus propias necesidades y emociones. Una pareja que intenta compartir sus emociones o satisfacer sus propias necesidades a menudo se enfrentarán a un rechazo emocional por parte de la persona narcisista. La persona narcisista puede acusar a su pareja de ser egoísta o no preocuparse por él o ella lo suficiente. Es por ello por lo que, generalmente las personas narcisistas se emparejan con personas dependientes, que tenderán a dejar de lado sus propias necesidades para volcarse sobre las del otro.

Para las personas narcisistas puede que el entorno laboral sea un lugar díficil de gestionar, ya que el miedo a la vergüenza o a equivocarse puede llevar a la gente con trastorno narcisista a abandonar su empleo cuando se enfrentan a la crítica. También tienden a reaccionar con indignación y desdén cuando se les hace una crítica o se enfrentan a momentos embarazosos. Si estas emociones se hacen persistentes, puede desencadenar aislamiento, depresión, abuso de sustancias o anorexia.

Relaciones con trastorno histriónico

Las personas con trastorno histriónico tienen dificultades en sus relaciones por razones diferentes. Un deseo de satisfacción y entusiasmo pueden llevarles a sentir aburrimiento a largo plazo en sus relaciones, y puede que busquen nuevas parejas con frecuencia. Las personas histriónicas tienen la tendencia a considerar sus relaciones más íntimas de lo que en realidad son, y darse cuenta de la verdadera naturaleza de una relación les puede llevar a sentir mucho malestar.

En las relaciones, las personas con trastorno histriónico a menudo depende mucho de sus parejas y pueden actuar de forma manipuladora para obtener atención o consuelo. Sin embargo, estas personas pueden mostrar empatía y compasión por las necesidades y emociones de los demás. Pueden experimentar depresión y sentimientos de vacío cuando no reciben la atención y el afecto que necesitan y puede que muestren expresiones suicidas o amenazas para recibir atención y cuidado.

Debido a que las personas con trastorno histriónico tienen dificultades con el aburrimiento, puede que les cueste mantener el mismo trabajo y que cambien de empleo o de carrera frecuentemente. Es posible que tengan más éxito en trabajos poco rutinarios y que impliquen diversas actividades.

Síntomas somáticos y neurológicos pueden ocurrir en el trastorno narcisista. Estas personas pueden ser vistas con poca salud o que informen de una variedad de síntomas para conseguir atención, aunque también pueden experimentar síntomas genuinos.

¿Se puede tratar el trastorno histriónico y el narcisista?

histriónico o narcisista

Los trastornos de personalidad se diagnostican cuando los patrones de conducta son inflexibles y presistentes durante un periodo de tiempo largo. Algunas personas creen que las personas con trastorno de personalidad no pueden cambiar su conducta. Y, aunque es cierto que estos rasgos son más difíciles de tratar, que otros problemas psicológicos, sí hay cierto margen de mejora.

Para que haya éxito en el tratamiento, lo principal es que la persona reconozca sus patrones de conducta dañinos. Las personas con trastorno narcisista o histriónico, a menudo, no reconocen que necesiten tratamiento ni busquen terapia para ellos.

Es más probable que personas con trastorno histriónico consigan ayuda, tanto para síntomas de depresión, ansiedad o las dificultades en sus relaciones de pareja o de amistad. Las conductas asociadas con el trastorno histriónico tienen una mayor probabilidad de mejora que las asociadas con narcisismo.

Puede ser particularmente difícil de entender para las personas narcisistas el impacto que tienen sus conductas en los demás, y puede que no vean nada malo en su conducta. Es más, lo más probable es que vean problemática la conducta de los demás, y acudan a terapia para cambiar a la otra persona.

Tratamiento para el trastorno narcisista

La investigación en tratamientos para el narcisismo es muy limitada, ya que estas personas rara vez buscan terapia. Pero cuando lo hacen, la terapia puede ayudarlos a ver cómo impacta su conducta en los demás. Pueden aprender a relacionarse con los demás de forma positiva y a aceptar sus defectos, errores y críticas de los demás. La raíz del trastorno narcisista a menudo es un sentimiento profundo de rechazo hacia uno mismo y baja autoestima, por tanto, cuando se trata este problema, algunas conductas asociadas al narcisismo pueden mejorar.

La terapia centrada en esquemas ha mostrado resultados prometedores en el tratamiento del narcisismo. Esta aproximación puede ayudar a las personas a identificar y trabajar en esquemas o patrones problemáticos que afectan a su bienestar, y aprender a satisfacer sus necesidades de formas más saludables y que no causen daño a los demás.

Tratamiento para el trastorno histriónico

Diferentes aproximaciones pueden ayudar a personas con trastorno histriónico de personalidad. La terapia a menudo se centra en ayudarles a desarrollar su autoestima y a satisfacer sus necesidades emocionales de formas más saludables.

La terapia cognitivo conductual puede ayudarles a aprender a desafiar los pensamientos que les llevan a buscar atención, y reemplazar las conductas de búsqueda de atención con otras acciones.

La terapia familiar puede ser útil para darse cuenta del impacto que tiene su conducta en los demás, y abordar la dinámica familiar como un todo.

En ocasiones, la terapia de pareja puede ayudar a personas con estos trastornos de personalidad a abordar problemas en sus relaciones. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las relaciones con personas narcisistas a menudo se basan en manipulación y abuso emocional. Muchos terapeutas no recomiendan terapia de pareja para relaciones abusivas. Es importante primero abordar los patrones de manipulación y otras conductas dañinas, y más adelante realizar terapia de pareja.